Leyendo el título del Post, es en realidad,  la base sobre la cual vas a crear un valor extraordinario en tu carrera, tu proyecto, o tu empresa. Te lo cuento:

1. Trabajar desde la Calma, significa conseguir un estado de serenidad y paz interior, mientras tu entorno  diario sigue su ritmo frenético y tú realizas tu trabajo de manera efectiva, gestionando las prisas, las distracciones y el estrés. En un estado interior de confianza y de relajación. Poco más hay que explicar aquí, ¿simple, no? Pero no fácil.

Trabajar así parece idílico… sin embargo os confirmo, y miles de estudios así lo demuestran, que  con la práctica diaria de la Meditación y el Mindfulness es posible. Os lo conté también en mi anterior post “¿Te tomas en serio tu carrera o empresa?, Empieza a Meditar”

2. Trabajar desde el Foco, significa, estar sumamente concentrado y absorto en una única tarea, durante un largo período de tiempo (“largo” lo defines tú). Puede ser media hora, una hora o un día, dependiendo de la magnitud, importancia y prioridad que le des a  esa tarea. Sea cual sea, trabajar desde el foco es sumergirte conscientemente y  únicamente en lo que tienes entre manos, sabiendo que cuando la acabes, harás lo mismo con la siguiente tarea.

Significa, empezar a trabajar con un fin en mente, dejando que todos tus recursos  y habilidades se desplieguen de una manera mágica ante tus ojos. Dejar que fluyan la creatividad, el análisis y el conocimiento que llevas dentro para desarrollar y materializar ese objetivo final ya visualizado.

Trabajar con calma y foco da lugar a un alto nivel de productividad y de eficiencia.

Al hilo de este tema, quiero mencionaros un estudio co-realizado por Harvard Business Review (HBR.org) en el 2014, en el cual entrevistaron  a 19.000 profesionales  de todo el mundo. Uno de los datos del estudio es el siguiente:

  • El 68% de los entrevistados no puede mantener el foco en una sola tarea a la vez.

No resulta extraño, ¿verdad? Pero es realmente un dato alarmante, como los siguientes que voy a citar más abajo.

Para trabajar desde el Foco,  es necesario entrenar la mente para mantener la atención plena en el  tiempo y en una sola tarea. Mantener la concentración pese a las distracciones de las llamadas telefónicas, emails, chatear por Whats App o ver las noticas digitales en portada.

Una vez has entrando la atención y entras en un estado de Foco, aquí lo precioso es el proceso. Y lo extraordinario los resultados: tarea, proyecto, informe,  perfectamente acabado y sensación de subidón por  la satisfacción plena de haber hecho un buen trabajo.

3. Y por último, trabajar desde la Contribución, significa pensar en el bien común por encima de tu propio beneficio. Levantar y expandir tu mirada para ver cómo puedes dar lo mejor de ti a tus colegas, equipo y a empresa.

Trabajar desde la contribución significa que eres responsable de inspirarte a ti mismo, elevarte por encima del nivel de consciencia habitual en el que estás, y  dar lo mejor de ti para  alcanzar ese bien común.

Veamos qué dice el estudio de HBR.org:

  • El 72% de los entrevistados no puede pensar ni estratégica, ni creativamente en sus trabajos
  • El 55% no encuentra sentido ni propósito a su trabajo.

 Menudos datos…para pararnos y reflexionar.

Trabajar tomando consciencia de cómo contribuimos supone darle un sentido y un significado al para qué de nuestro rol en la empresa y supone valorarnos desde nuestra magnitud como personas y profesionales. Supone crearnos, nosotros mismos, sin esperar a nadie,  las condiciones mediante las cuales podamos inspirarnos para pensar en grande estratégica y creativamente, creando un impacto positivo y perdurable.

Una vez un Directivo de la empresa donde estaba trabajando, me dijo: “tendrías que trabajar para mí, en vez de para XXXX (nombre de otro Directivo)”, refiriéndose a que le gustaría que estuviera trabajando en su equipo, para su departamento. Y me acuerdo que le contesté: “en realidad, no trabajo para ningún Directivo, trabajo para la empresa”. La contestación me salió de forma natural y totalmente espontánea, porque en realidad, sin haber tomado yo consciencia de ello, era la pura verdad.

Esa es la visión y el significado de trabajar desde la Contribución.

Con todo lo mencionado anteriormente,  podemos preguntarnos ( siempre desde el cariño y dejando a un lado la autocrítica, siendo lo más objetivos posible):

¿Desde qué estado mental trabajo normalmente?¿ puedo trabajar más calmada/o , serena/o, confiada/o? ¿Cómo lo puedo hacer?

¿Cuánto me puedo concentrar y poner foco en cada tarea, proyecto, conversación, a la vez? ¿puedo mejorarlo para ser más productivo y sentirme mejor con mi propio trabajo realizado?

¿Qué clase de contribución hago yo a mi empresa para alcanzar un bien común?, ¿Cómo me inspiro para pensar en otro nivel de conciencia, y cómo inspiro a los demás, para que piensen en otro nivel de conciencia?

Si Trabajas desde la Calma, el Foco y la Contribución, generarás un valor extraordinario para tu empresa y te harás un enorme favor a ti mismo y a tu carrera. Es un gran paso para dejar salir al líder consciente que ya empiezas a ser.

Para todos aquellos que esteis interesados,  os invito al Workshop: Trabajar desde la Calma, el Foco y la Contribución que realizo el día 15 de septiembre en el edificio Etopía.

Hablaremos de todo esto, y además presentaré el Programa de Mindful Leadership, Programa de Meditación y Mindfulness para Empresas, Profesionales y Emprendedores que comienza el 4 de octubre.

Para inscribirte al Workshop, por favor, envía un email a info@embraceandlead.com

Espero verte allí!